Palabras clave: qué son y cómo identificar las mejores

En Google todo comienza con un término, o si nos ponemos más técnicos, con una palabra clave.

Si te apasiona el SEO y el marketing digital seguro habrás oído de las palabras clave o keywords más de una vez, lo que tiene mucho sentido, pues son de los elementos más importantes de un sitio, indispensables para su posicionamiento orgánico.

En este post te contaré qué son las palabras clave, qué las hace tan cruciales y cómo puedes encontrar las mejores para usarla en tu contenido y en tu sitio.

¿Qué son las palabras clave?

Las palabras clave son los términos que usamos para realizar una consulta en Google, o cualquier otro buscador. Aunque al decir palabras claves podríamos pensar en una sola palabra, las palabras clave pueden estar formadas por varios términos.

Google usa las palabras clave para entender qué es lo que buscan sus usuarios y ofrecerles resultados pertinentes a sus búsquedas.

Esto quiere decir que todo el tráfico de Google se mueve, en esencia, por medio de las palabras clave que usan los usuarios para encontrar lo que buscan.

Por eso son tan importantes.

En el SEO on Page, las palabras clave se usan para indicarle a Google que un contenido en particular en tu web está respondiendo la intención de búsqueda detrás de una keyword específica, lo que ayuda a que tu web posicione y consiga tráfico orgánico.

Pero no todas las palabras clave son iguales, varían dependiendo de la cantidad de términos que agrupan y de lo específicas que resultan, hablemos un poco sobre eso.

Tipos de palabras clave

La manera más común de clasificar las palabras las separa por su longitud, en tres grandes tipos:

  • Short tail: son las palabras clave de un solo término como «gato» o «zapato», esto las hace muy genéricas, muy buscadas y muy competidas.
  • Middle tail: este tipo de keywords agrupan de 2 a 3 términos, son un poco más específicas y, por lo general, tienen un nivel de competencia intermedio, por lo que no es imposible posicionar para estas, aunque todavía algo improbable.
  • Long tail (o palabra clave de cola larga): las keywords que agrupan 4 términos o más, son muy específicas, lo que implica que tienen niveles de búsquedas mensuales bastante reducidos, y una competencia mínima.

¿Cómo encontrar palabras clave?

Hay muchas maneras de encontrar palabras clave, a veces puede ser tan sencillo como pasearse por Wikipedia y darle un vistazo a los encabezados de los artículos sobre el tema que queremos abordar en nuestro sitio.

¿Qué aparece en los encabezados? ¿Qué temas aborda con más profundidad? ¿Qué términos suelen repetirse? Todo esto puede servirnos para ubicar alguna palabra clave.

La mejor forma de encontrar palabras clave, sin embargo, es realizar una keyword research o investigación de palabras clave. En internet hay herramientas tanto gratuitas como de pago, la idea en este caso, es que la herramienta, sin importar cuál sea, nos indique datos como:

  • Volumen de búsqueda: la cantidad de veces que se busca esa palabra clave por mes.
  • Dificultad: cuán difícil resultará que tu sitio logre posicionar con esa palabra clave.
  • CPC: costo por clic, te da una idea del valor de la palabra clave que deseas posicionar.
  • Competencia: indica cuanta competencia tiene la palabra clave en lo que respecta a los anuncios de Google.

Herramientas como Ubersuggest, Semrush, Ahrefs o Sistrix te mostrarán todos estos datos y más, algunas serán todavía más exhaustivas con la información que te brindarán.

La idea es que elijas la que te ofrezca lo que necesitas y que se ajuste a tu presupuesto.

¿Cómo saber si una palabra clave es buena?

Una palabra clave buena es aquella que te ayuda a conseguir los objetivos que has trazado para tu sitio, esa que puedes trabajar porque te ofrece buenas posibilidades de posicionar.

En pocas palabras, una palabra clave puede ser buena o mala dependiendo del sitio que la ataca, por eso es indispensable que entiendas el tipo de página web que tienes y qué keywords se le ajustan mejor.

Por ejemplo, si no tienes un sitio que venda zapatos, no tiene sentido que ataques una keyword como «zapatos baratos» o «comprar zapatos baratos en España», incluso si llegaras a posicionar no te atraería usuarios interesados en tu contenido, atraería personas que buscan zapatos baratos para comprar.

Si tuvieras un sitio que hable de videojuegos, en cambio, palabras clave como «10 secretos de Mario Bros» o «Claves para superar X juego» podrían resultar convenientes, pues te conseguirían justo los lectores que buscas.

Por lo que la primera consideración es la pertinencia, tu palabra clave debe ser relevante, debe atraer al público objetivo que deseas para tu sitio.

También es crucial que no sea demasiado competida, pues reducirá tus posibilidades de posicionar (en algunos casos será practicamente imposible).

Y sobre todo, asegúrate de que sea longtail, siempre. La epoca de oro de internet, en la que se posicionaba mucho más fácil ya quedó en el pasado, Google ha refinado sus filtros y hay mucha más competencia. Si no tienes un sitio con mucha autoridad olvídate de las palabras clave short tail y middle tail, ve por las longtail.

Las longtail tienen la competencia más baja, y son las más específicas, al usar longtails pertinentes atraerás justo el tipo de usuarios que te interesa y posicionarás más a menudo.

Así que para resumirlo, una buena palabra clave es:

  • Pertinente, atrae el público correcto, ayuda al sitio a conseguir sus objetivos.
  • No es tan competida, ideal para webs recientes o modestas.
  • Es longtail, por lo que es muy específica y tiene una muy baja competencia.

¿Cuáles son las mejores palabras clave?

Las mejores palabras clave son, por mucho, las longtails; pero no cualquiera, solo aquellas que canalizan el tráfico ideal, que alcanzan a tu público objetivo y se ajustan a las características de tu sitio.

Sí, las palabras clave de cola larga tienen menos búsquedas mensuales, pero canalizan el 70% de todo el tráfico de las búsquedas de Google.

Esto significa que posicionar para muchas longtails resulta más efectivo a largo plazo que hacerlo para unas pocas keywords de mayor volumen y más genéricas. Y gracias a su baja competitividad, es mucho más sencillo de lograr.

Además, son realmente específicas, por lo que sabes que atraerán al público correcto para tu página web.

Y de eso se trata, de conseguir tráfico orgánico, alcanzar a usuarios que busquen justo lo que tú ofreces, que estén dispuesto a convertir, a consumir tus productos o servicios, o simplemente, a leer y compartir tu contenido solo porque les ha resultado útil.

Las keywords longtails pueden no ser las más llamativas, pero son las que ayudarán a que tu sitio posicione y consolide su autoridad en Google.

Así que ya lo sabes, si eres un redactor SEO, un webmaster o un consultor SEO y estás en medio de una keyword research, dale una oportunidad a las longtails, no te defraudarán.

Soy un redactor SEO, copywriter junior y friki del marketing digital obsesionado con las SERPs. Posiciono y luego existo, en ese orden.

Deja un comentario

Abrir chat