¿Qué es el SEO on Page?

El SEO on Page es el conjunto de mejoras u optimizaciones que podemos hacer en nuestro sitio y su contenido para conseguir un mejor posicionamiento web.

Su nombre ya lo indica, todo acción que busca mejorar nuestro SEO desde nuestro sitio es SEO on Page, por lo que abarca muchos elementos distintos; desde la experiencia de usuario, hasta la arquitectura web del sitio en sí y las palabras clave que utiliza.

Factores del SEO on Page

Como te comentaba, el SEO on Page toma en cuenta muchos factores de posicionamiento distintos, y para cada uno propone mejoras, técnicas y estrategias particulares.

Hablemos de los factores que más peso tienen en el SEO on Page.

Arquitectura web

La arquitectura web es la forma en la que está organizado tu sitio, cómo se distribuye su contenido, la disposición de sus URLs y la profundidad que estas tienen.

Es de los factores más cruciales del SEO on Page, pues impacta la forma en que los motores de búsqueda, como Google, rastrean tu sitio; y también determinan cómo se distribuirá el linkjuice a través de las diferentes secciones de tu web.

Aunque hay muchos formas de organizar tu web, el consenso suele ser que tu contenido no debe estar a más de 3 niveles de profundidad, es decir, algo como esto:


tudominio.com/categoría/entrada

Más niveles de profundidad obligarán a tus visitas a hacer más clics, lo que no es conveniente; y también harán más difícil el rastreo e indexación de tu contenido para las arañas de Google y otros motores de búsqueda. Y si algo quieres es que tu contenido se indexe con la mayor rapidez posible.

Interlinking

Este factor está estrechamente relacionado con el anterior. El interlinking, también llamado internal linking, es el enlazado interno de tu sitio. Abarca todos los enlaces que tengas en tu web que apunten a otras secciones de tu página, pero nunca hacia afuera.

Es de los aspectos más importantes del SEO on Page, pues determina cuán bien se distribuye el linkjuice, la autoridad de tu web, a través de sus diversas secciones, esto significa que puedes hacer que una entrada de tu blog, o cualquier otra página, posicione mejor que las demás ajustando el interlinking para que muchas secciones apunten a esta.

La clave, en todo caso, es la pertinencia, no querrás repartir links a diestra y siniestra, por más que estén en tu web; tienen que estar relacionados de alguna manera.

Pero eso sí, si quieres asegurar que tu contenido posicione, afina tu estrategia de interlinking, prueba a crear clusters de contenido, juega con cómo distribuyes la fuerza de tu web y dirige la autoridad hacia esas URLs que más te interesa que posicionen.

Experiencia de usuario

La experiencia de usuario nunca ha sido más importante, implica variables como la velocidad de carga de una página, el tamaño de la tipografía, si es o no responsiva y hasta la disposición de los botones.

Desde la actualización de Google de mayo del 2021 la experiencia de usuario se ha convertido en un factor de posicionamiento por lo que deberás ponerle mucha atención.

Para trabajar en este factor tendrás que optimizar tu página, tanto a nivel de diseño, legibilidad y disposición de los elementos; como a nivel de rendimiento, el tiempo que tome en cargar, la rapidez con la que aparecen las imágenes y reaccionan los botones.

SEO semántico

El SEO semántico es algo que debemos a la continua evolución de Google como buscador, que se ha hecho muy bueno para entender nuestros textos, distinguiendo temáticas para ofrecer una mejor respuesta a las diversas intenciones de búsqueda de sus usuarios.

En este sentido, Google identifica y lee mejor nuestro contenido gracias a las entidades, las entidades en el SEO son los nombres con los que se designan y distinguen las cosas; estos nombres están relacionados con una información específica, es decir, significan algo en sí mismos, pero también, al combinarse, construyen otros signficados.

Por ejemplo, si yo digo «gato» de inmediato pensarás en los felinos domésticos que tanto nos fascinan; «gato» sería una entidad, con datos e información ya asociada a esta; cuando unes «gato» con otra entidad, digamos, «salvaje», construyes un significado distinto.

«Salvaje» tiene un sentido en sí mismo, una información que relacionamos de inmediato, «gato» tiene otra, al unirse significan algo más, y es que un gato salvaje definitivamente es distinto a un gato, al menos en la teoría.

Así es como Google entiende nuestro textos, sabe que hablamos de postres porque no solo lo decimos directamente, sino porque usamos palabras estrechamente relacionadas.

Por ejemplo, si hablas de marketing digital en una entrada, es normal que uses palabras términos como público objetivo o buyer persona, o marca personal. Si Google las ve identifica con mayor claridad el tipo de artículo que has escrito y de qué trata, lo que ayuda a que lo posicione adecuadamente.

Aunque se haya dicho tanto sobre el SEO semántico la verdad es que la mejor manera de trabajarlo es informándonos bien sobre el tema que hablaremos, si sabemos lo suficiente al momento de hablar incluiremos de forma natural las entidades.

Título y meta descripción

La title tag y la meta descripción pueden hacer maravillas por tu sitio. Aunque no parezcan gran cosa son lo primero que verán tus visitas potenciales en las SERPs, es decir, son la primera oportunidad que tendrás de convencerlas de que hagan ese clic y visiten tu página.

etiqueta de título y meta descripción
La etiqueta de título y la meta descripción. Algunas de estas ni siquiera están optimizadas, no cometas ese error y aprovecha su potencial.

Por eso es crucial que las optimices, pero ¿cómo?

Comencemos por la title tag, esta debe incluir la palabra clave, intenta que sea breve y atractiva, que atrape la atención de tu público objetivo y los invite a hacer clic. La extensión ideal, en promedio, es de unas 6 palabras, así evitarás que Google esconda parte del texto.

La meta descripción sirve para añadir información valiosa sobre el artículo, expande lo que ya indicas en el título pero ataca, siempre que se pueda, un punto de dolor y ofrece una solución.

Al momento de escribirla pregúntate las razones por las que alguien haría clic en tu URL en las SERPs, qué es lo que ofreces con tu contenido.

Encabezados

Los encabezados son sumamente importantes, pues jerarquizan la información, estructuran el contenido y le indican al buscador cuáles elementos son más relevantes.

Optimizar los encabezados implica incluir la palabra clave que deseemos atacar en ellos, al menos una vez; y organizarlos de la manera adecuada, en orden de relevancia y jerarquía, primero el H1, luego los H2, H3 y así sucesivamente.

El H1 funciona como el título de la entrada, los H2 ayudan a separar las secciones principales del contenido, y dentro de un H2 pueden los H3 pueden segmentar aún más la información.

Por su función, solo puede haber un H1 por URL, tiene bastante peso dentro del SEO así que querrás aprovechar para incluir la palabra clave allí, cuanto más a la izquierda mejor.

En los encabezados que le siguen puedes aprovechar para atacar palabras clave relacionadas o responder alguna pregunta específica relacionada con la intención de búsqueda que buscas satisfacer.

La idea es que la página esté bien estructurada, recuerda que esto le indicará al buscador qué parte del contenido es el más importante y cómo debería leerlo.

Imágenes

Las imágenes no solo te ayudan a hacer un poco más amena la lectura, también pueden ayudarte a posicionar. Después de todo, Google le dedica todo un apartado de su buscador a ellas, por lo que cualquiera que lo use podría encontrar tu contenido y visitarlo.

Sin embargo, para que lo consigan deben estar bien optimizadas, esto significa que deberán tener dos elementos al menos, un título y un alt text.

El título es el nombre de la imagen, ni más ni menos, obviamente tiene cierto peso en su posicionamiento.

Por su parte el alt text es un texto que se muestra cuando la imagen no ha cargado apropiadamente o que lee el navegador para las personas invidentes; además de eso, Google también lo usa para «entender» de qué trata la imagen.

Tanto el alt text como el título se pueden optimizar incluyendo, con pertinencia, la palabra clave que ataquemos, esto ayudará a que las imágenes posicionen y a que Google las entienda a la perfección.

Formato de la URL

El formato de la URL es la manera en que se organizan las URLs de tu sitio, su peso en el SEO es moderado; pero tiene un efecto rotundo en la respuesta de tu público objetivo a tu contenido, lo que terminará ayudando o perjudicando tu posicionamiento web.

Sobre las URLs el consenso es que sea lo más corta y amigable posible, esto implica evitar carácteres extraños, o URLs repletas de números e incomprensibles; también se recomienda evitar los formatos que incluyen la fecha de publicación porque la alargan innecesariamente.

¿Por qué impacta tanto el formato de las URLs a la respuesta de nuestro público objetivo?

Solo piénsalo, si vieras dos URLs:

tudominio.com/123425sjjk

tudominio.com/casas

¿En cuál de las dos harías clic? Lo más seguro es que prefieras la segunda, como cualquiera, y eso es porque la segunda URL es mucho más clara, es sencilla de entender, solo con verla ya sabes de qué trata, y eso es un gran plus que disparará tu CTR.

¿Para qué sirve el SEO on Page?

La respuesta breve es que sirve para conseguir posicionamiento web, la respuesta larga tiene que ver con al forma en funcionan los motores de búsqueda, y en mayor o menor medida, como la interacción de tus usuarios con tu contenido es percibida por los algoritmos de Google o cualquier otro motor de búsqueda.

Para empezar, aunque parezca obvio, hace falta decirlo, los motores de búsqueda no leen nuestro contenido como lo hacemos nosotros; la mayoría escanea el contenido, revisa determinados factores y con ello va «entendiendo» de qué trata, con lo que lo ubicará en los resultados de búsqueda que crea pertinentes.

Hacer SEO, a menudo, no es más que trabajar en esos factores para que los buscadores lean adecuadamente nuestro contenido y nuestra web, colocando estratégicamente señales que le indiquén porqué debe estar en las primeras posiciones de las SERPs.

para qué sirve el SEO on Page

Cuando trabajas en el SEO on Page estás haciendo esto, optimizando tu sitio para que los buscadores lo entiendan a la perfección y contribuyendo a construir y enviar señales que demuestren que tu web es de calidad, por lo que posicionará mejor.

Pero esto no es todo lo que Google ve, también monitorea la interacción de los usuarios con tu web. Y es que puedes tener el mejor contenido de todos pero si nadie lo ve, nadie lo comenta o lo comparte, valdrá muy poco para Google.

Es por eso que no solo basta con optimizar tu web, tienes que conseguir lectores, visitas y tráfico, y sobre todo, debes brindarles la mejor experiencia y resolver sus intenciones de búsqueda.

Una página con un tiempo de carga malo, o que no sea responsiva, estropeará mucho la experiencia de sus usuarios, haciendo que la abandonen, que ni siquiera revisen del todo el contenido o se abstengan de compartirlo o comentar.

Google percibe todo esto y reacomoda las posiciones de las URLs en las SERPs para que aquellas que no han logrado ofrecer una experiencia adecuada, o no han satisfecho la intención de búsqueda de sus usuarios, pierdan posiciones en el ranking frente a las que sí lo hacen.

Por eso es importante que brindes una experiencia de usuario óptima y que te concentres en crear contenido que resuelva intenciones de búsqueda, que sea útil y tenga valor.

En resumen, con el SEO on Page no solo buscas que el navegador entienda mejor tu web, valore su contenido y perciba señales que demuestren su autoridad; sino mejorar la interacción de tus usuarios con tu web y así conseguir que vuelvan, que visiten otras secciones de tu sitio y compartan lo que haz hecho.

¿Cómo hacer SEO on Page?

Para hacer SEO on Page en tu sitio primero debes tener en mente todos los elementos que deberás optimizar, luego deberás estructurar un plan para hacerlo, con practicas recomendadas por Google y expertos del SEO.

Para mejorarlo asegúrate de que:

  • Tienes una arquitectura web adecuada, que el contenido que interesa a tus usuarios y que quieras que Google indexe rápido no esté a más de 3 clics de distancia, como ya te comenté más arriba.
  • Tus URLs son amigables, asegúrate de que un usuario pueda entender de qué va solo con verla, y que no sea demasiado extensa.
  • Haces interlinking, esto llevará a tus usuarios a otras secciones de tu página que también podrían interesarles, distribuirá el linkjuice adecuadamente y facilitará el rastreo e indexación de tu web.
  • Optimizas tus imágenes, deben tener un título y un alt text, si estos incluyen la palabra clave que atacas o alguna relacionada mucho mejor.
  • Usas encabezados de la forma adecuada, le indicarán a Google cuáles secciones de tu contenido son más importantes, y jerarquizarán la información, asegúrate de incluir palabras claves en ellos.
  • Optimizas tu title tag y tu meta descripción, son lo primero que verán tus posibles lectores, así que procura que sean interesantes, que ofrezcan algo de valor y que ataquen algún objetivo o necesidad de tu público objetivo.
  • Mejoras la experiencia de usuario de tu sitio, comprime adecuadamente las imágenes de tu web, si usas WordPress, escoge un tema responsive y ligero como GeneratePress o Astra; no incrustes videos de YouTube a menos que sea realmente necesario, ralentizarán mucho tu web.
  • Usas palabras clave, son uno de los elementos fundamentales del SEO, ayudarán a que posiciones y atraeran tráfico orgánico a tu web, integrarlas en tu sitio y usarlas de la manera adecuada es lo mejor que podrías hacer.
  • Cuidas tu SEO semántico, usar sinónimos y términos relacionados con la palabra clave que atacas ayudará a que Google entienda mucho mejor de qué trata.

Cuida y mejora estos factores y tendrás cubierto, a menos a un nivel fundamental, tu SEO on Page, con lo que seguro verás una mejoría sustancial en el tráfico y posicionamiento de tu sitio conforme pase el tiempo.

¿Tienes un sitio web y quieres mejorar tu posicionamiento o te apasiona el marketing digital? Dale un vistazo a estos cursos gratuitos y sigue aprendiendo más, incluyen certificado y los imparten auténticos gigantes del marketing digital.

Soy un redactor SEO, copywriter junior y friki del marketing digital obsesionado con las SERPs. Posiciono y luego existo, en ese orden.

Deja un comentario

Abrir chat