¿Por qué mi web no posiciona en Google? Si has estado intentando posicionar y aún no consigues resultados, puede que te lo estés preguntando.

La verdad es que si no sabes qué es el SEO, o cómo sacarle provecho, hay un montón de detalles que puedes pasar por alto que estropearán tus oportunidades de rankear.

En este post te contaré cuáles son algunos de los principales problemas y errores que pueden impedir que tu página web posicione en Google.

¿Quieres saber en qué posición está tu sitio web con exactitud?

Dale un vistazo al post: ¿Cómo saber en qué posición está mi web en Google?

1. Tu web tiene problemas de rastreo e indexación 

Si Google tiene problemas para rastrear tu sitio o indexarlo, ni siquiera aparecerá en los resultados de búsqueda, así que no podrá posicionar para nada.

Para entender por qué, tienes que entender cómo funciona Google.

En el rastreo, Google explora tu sitio web y todo su contenido.

Por qué mi página web no se posiciona en Google.

Con la indexación lo que hace es registrar ese contenido para que pueda aparecer en los resultados de búsqueda.

Por qué tu web no posiciona en Google.

Si Google no puede rastrear tu web o parte de su contenido, no podrá indexarlo y si no lo indexa no hay manera de que aparezca en los resultados de búsqueda o de que posicione.

Al fin y al cabo, Google no puede posicionar un contenido que no sabe que existe.

Por eso debes tener mucho cuidado en este aspecto.

Si tienes un sitio web en WordPress, verifica que no estás marcando esta casilla en el apartado de ajustes de Lectura.

Ajustes de lectura en WordPress.

Y si usas plugins como Yoast SEO o Rank Math SEO, cuidado con lo que configuras y asegúrate de que no estás impidiendo el rastreo o la indexación de contenido importante.

Una buena manera de revisar que tu contenido no tiene problemas de rastreo o indexación es consultar el apartado de indexación de Google Search Console, una herramienta a la que conviene que apuntes tu web (puedes hacerlo aquí).

Apartado de indexación Google Search Console.

Además de eso, puedes utilizar extensiones SEO para Chrome como Detailed SEO Extension para evaluar uno a uno los contenidos de tu sitio y comprobar que están indexables.

2. Atacas keywords demasiado competidas

Si una keyword tiene mucha competencia, necesitarás una web muy fuerte para posicionar con ella. 

Por eso es importante que analices la dificultad de las palabras clave que pienses abordar, porque si eliges una demasiado difícil, tendrás menos posibilidades de rankear con ella.

Ahora imagina que tu sitio web se ha enfocado en atacar palabras clave demasiado competidas. No posicionarás en Google con ninguna.

¿La solución? Ve por palabras clave mucho más manejables, como las palabras clave de cola larga, sobre todo si tu sitio es nuevo y no tiene mucho contenido o autoridad.

Enfocarte en palabras clave más long tail te permitirá posicionar y conseguir, poco a poco, la visibilidad y el tráfico que necesitas para atacar keywords más competidas.

3. No optimizas tu sitio para atacar palabras clave

Otro error común es no atacar ninguna palabra clave en tu sitio.

Para Google será mucho más difícil entender de qué va tu web y para qué búsquedas es relevante si no la optimizas con ninguna keyword.

Considera que al hacer SEO, buscas enviar ciertas señales a Google para posicionar mejor. Incluir keywords en tu contenido de manera estratégica es una señal muy potente. Utilízalas bien y tendrás mucha visibilidad y tráfico. Pero, para ello, tienes que atacarlas.

Un montón de negocios desperdician su potencial porque ni siquiera las atacan en primer lugar. 

Asegúrate de que no ocurre eso con tu web, y ten a la mano un buen listado de keywords con potencial para optimizar tu sitio.

4. Tu web es muy nueva

Si acabas de lanzar tu web, es normal que no posicione para nada.

De hecho, la mayoría de los sitios web pueden tardar meses en empezar a posicionar para cualquier keyword, incluso si están publicando contenido a menudo.

Google se toma su tiempo para valorar cualquier contenido antes de posicionarlo, según un estudio de Ahrefs, casi el 60% de las páginas posicionadas en el top 10 de Google tienen más de 3 años de antigüedad.

Tu sitio no necesitará tanto tiempo para dar resultados, si haces las cosas bien. Pero, si es muy nuevo, pueden pasar meses antes de que empiece a rankear. 

La clave es mantener el trabajo y seguir enviando señales positivas a Google.

5. No tienes suficiente contenido en tu sitio

A veces, lo único que necesita tu web para posicionar es más contenido. 

Cada nueva página en tu sitio te da oportunidades únicas para atacar más keywords y posicionar en Google.

Además, crear mucho contenido sobre una temática ayuda a que Google vea a tu sitio web como un sitio especializado en esa temática, lo que contribuye a que posicione mejor con todas las keywords relacionadas.

Por eso, una de las mejores maneras de mejorar el posicionamiento de tu web en general es, simple y llanamente, crear mucho más contenido.

6. Tu contenido no está bien optimizado

Publicar contenido en tu web es una cosa, publicar contenido bien optimizado es otra.

Si quieres que tus posts y páginas posicionen bien, debes tener muy claro cómo trabajar su SEO on Page, debes saber optimizarlas.

Para optimizarlas, debes saber dónde colocar las palabras clave, cómo estructurar tu contenido y, sobre todo, debes resolver la intención de búsqueda de tus visitas. Es decir, debes darle a tus visitas lo que están buscando.

Aprender a optimizar tu contenido para rankear en Google puede ser un auténtico desafío, en este ebook te muestro en detalle cómo crear contenido SEO que te haga posicionar, paso a paso y sin complicaciones.

7. Tu sitio web tiene muy poca autoridad

La autoridad es la fuerza que tiene tu web ante Google. Depende principalmente de la cantidad y calidad de los backlinks y dominios de referencia que recibe tu sitio. 

Si tu web tiene poca autoridad, le será mucho más difícil posicionar con cualquier palabra clave, incluso con las menos competidas, porque Google no verá a tu web como un sitio muy importante o relevante.

En sectores con mucha competencia, la autoridad puede llegar a ser tan crucial que tu sitio no logrará posicionar a menos que la fortalezcas.

Para entender si la autoridad de tu web es un problema para su posicionamiento, busca las palabras clave para las que quieres posicionar y mira a qué competidores te enfrentas.

Es buena idea tener instalada una extensión como la MozBar o SEOquake, que te muestre métricas de autoridad de los sitios en la página de resultados de Google.

Si todo lo que posiciona en Google para esa keyword son webs muy fuertes, y eso ocurre con todas las keywords que analizas, probablemente estás en un sector muy competido, así que te será más difícil posicionar.

Por ejemplo, para la keyword «que es copywriting», Google posiciona los siguientes resultados:

MozBar muestra que la mayoría de los sitios posicionados tienen un DA (autoridad de dominio) superior a 40, una indicación clara de que esta keyword es competida.

Compara la fuerza de los competidores posicionados con la de tu web, y tendrás una idea más o menos clara de si tienes lo que hace falta para posicionar en tu sector.

En el caso de que te falte autoridad, tendrás dos opciones:

  1. Enfocarte en atacar palabras clave de cola larga (cuanto más long tail mejor).
  2. Fortalecer la autoridad de tu web con estrategias como el link building.

Lo único que no deberías hacer es quedarte de brazos cruzados, porque una web sin autoridad en un sector competido puede estancarse por años.

8. Tienes problemas de canibalizaciones

Una canibalización en el SEO es cuando dos o más páginas de la misma web intentan posicionar por la misma intención de búsqueda.

Por qué no posiciona mi web en google.

Cuando esto ocurre, las páginas canibalizadas casi siempre terminan saboteándose entre sí e impidiendo que alguna de ellas posicione.

Las canibalizaciones son muy comunes porque muchos caen en el error de crear contenidos sin una idea clara de las palabras clave que estarán atacando o sus intenciones de búsqueda.

Así, terminan atacando, con varios contenidos, las mismas palabras clave o palabras claves con la misma intención de búsqueda.

Si has estado creando contenido para tu web sin un orden concreto, e incluyendo palabras clave que te parecen interesantes en cualquier contenido, es probable que tengas problemas con canibalizaciones.

Y cuanto más contenido tenga tu sitio, más susceptible será a sufrir canibalizaciones.

9. Parte del contenido de tu sitio no carga o tiene problemas de carga

Las páginas de tu sitio que no cargan bien para Google o tus visitas pueden afectar bastante tu posicionamiento, porque si Google no puede cargarlas las hará descender en los rankings y si no cargan para tus visitas perjudicas su experiencia de usuario.

Por eso, son negativas en todos los sentidos.

Problemas de carga y posicionamiento.

El problema puede ser manejable cuando solo ocurre con unas pocas URLs, pero si muchas páginas de tu web tienen problemas para cargar, estás en aprietos.

Así que presta mucha atención a todas las URLs de tu sitio que den errores 404, Google Search Console suele avisarte de este tipo de problemas en el apartado de Indexación.

¿Qué causa este tipo de problemas?

  • Si modificas una URL y no aplicas una redirección 301 desde la vieja URL a la nueva, causarás este problema porque Google buscará el contenido en la vieja URL y no encontrará nada.
  • Ciertos errores en el servidor de tu hosting pueden causar estos problemas, aunque suelen ser temporales.
  • Si borras un contenido y no lo retiras ni redireccionas hacia una URL pertinente, causarás este problema.

10. Tu web no tiene una estrategia SEO para posicionarse en Google

Tratar de posicionar sin tener una estrategia SEO clara es una de las principales razones por las que muchos sitios web no consiguen sus objetivos en Google.

Hacer mejoras al azar, sin ningún orden en concreto y sin objetivos definidos, no te dará grandes resultados, todo lo contrario, aumentará las posibilidades de que pierdas tiempo y dinero tratando de posicionar.

Si vas a impulsar el posicionamiento de tu web, debes desarrollar y seguir una estrategia SEO concreta. Así te asegurarás de que cada acción, cada mejora y cada corrección que realices tenga sentido y te acerque a cumplir los objetivos que has establecido. También, evitarás perder tu tiempo en mejoras o acciones que no impulsarán tu web en la dirección correcta.

Eso sí, antes de desarrollar una estrategia SEO, asegúrate de que sabes lo que necesita tu web para crecer y de que conoces los problemas que están impidiendo que posicione ahora, para ayudarte a descubrir todo eso está mi servicio de auditoría SEO profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *