10 estrategias de marketing digital con ejemplos para los que no dejan nada al azar

Algunos de nosotros no podemos hacer nada si no lo tenemos todo organizado desde el principio, al menos yo soy así. Por eso me decidí a crear este post con 10 estrategias de marketing digital y sus ejemplos, para que como yo, puedas hacer tu propios planes y conquistar a tus clientes con las más flamantes estrategias de mercadeo.

La cosa va en serio, Google no se confunde con truquillos baratos y tampoco lo harán tus clientes potenciales. Si sabes hacer algo, o quieres demostrar todo lo que tu empresa puede conseguir para sus clientes, tienes que desarrollar una estrategia de marketing digital que lo refleje.

Hacerlo no es tan complicado como podría parecer, pero eso sí, requiere mucha precisión, pues no todas las estrategias de mercadeo se ajustan a todos los tipos de negocios.

Lo mejor es que descubras cuál es la mejor para ti o para tu empresa, y comiences aplicarla a la de ya.

Tipos de estrategias de marketing digital y sus ejemplos

Hay tantos tipos de marketing como estrellas en el cielo, no miento, aunque la mayoría de los que han ido apareciendo son hijos, primos, o engendros mutantes de estos que nombraré a continuación.

1. Marketing directo: Cuando quieres convencer a tus clientes y lo demuestras

El marketing de toda la vida, es el que ya conocemos, relacionado con el uso de publicidad convencional, el que usan los dueños de negocios o empresas y profesionales para venderte sus productos o servicios.

En la actualidad tiene muchísimas variantes precisamente porque el vendedor no tiene que estar detrás de un mostrador para venderte algo, puede hacerte llegar sus ofertas por correo, o a través de las redes sociales, o por SMS.

2. Marketing indirecto: Cuando finges como que no pero sí

En este caso hablamos de un marketing mucho más sosegado e ingenioso, la idea es como clientes entres en confianza, tomes una tacita de café y (de pura casualidad) descubras que ese blog interesantísimo que lees vende algún producto o servicio.

La clave aquí es la sutileza y lo subliminal, el cerebro está atento a todo, y aunque tú no lo notes, estas estrategias de mercadeo van calando hondo. Por algo las películas de superhéroes, los cómics y hasta los videojuegos añaden una que otra marca comercial en el lugar indicado y en el momento justo, sin que se vea demasiado forzado.

Pasarás días pensando en la marca, o si te la llegas a cruzar por ahí, pensarás que ya la haz visto antes, qué raro…

Todo esto impacta la relación que tendrás con los productos y servicios de la empresa que ha invertido en marketing indirecto, y en la mayoría de los casos, conseguirá que compres.

3. Marketing de interrupción: Cuando obligas a tus clientes potenciales a prestarte atención

Es ese tipo de marketing que más huele al internet que conocemos y que hemos aprendido a tolerar, pero no es nada reciente. El marketing de interrupción, como su nombre lo indica, interrumpe lo que sea que el usuario este haciendo para llamar su atención con la publicidad de algún producto o servicio.

Muy molesto, pero eso sí, efectivo. Cada vez que un corte comercial interrumpe tu serie favorita, o que un pop-up ad se mete entre tus ojos y el contenido que leías, eso es el marketing de interrupción haciendo de las suyas.

Un tipo de mercadeo del que se ha abusado mucho, una de las razones por la que existen los ad-blockers que tanto castigan a YouTube.

4. Marketing de recomendación: Cuando los clientes hablan de tu marca por ti

Todos hemos ido al cine solo para ver la película que nuestros amigos y familia recomendaban; todos hemos comprado algún producto solo porque no parábamos de oír maravillas sobre él.

¿La moraleja del cuento? Que las recomendaciones de conocidos, de amigos, de personalidades que respetamos, tienen muchísimo peso. Y de esto se trata el marketing de recomendación.

El punto del marketing de recomendación es lograr que tus clientes compartan lo fantásticos que son los productos o servicios de determinada marca, lo que a su vez convencerá a muchos de adquirirlos también.

Los clientes felices son el requisito indispensable de este tipo de estrategias de marketing digital, después de todo ¿quién sería mejor que ellos para hablar de lo que hace genial a tu empresa?

5. Marketind de fidelización: Cuando los clientes se casan con tu marca

¿Hay algo mejor que tener clientes felices? Sí, tener clientes fidelizados. Y es que el cliente feliz puede que vuelva o puede que no, el fidelizado se quedará contigo mientras no hagas una chapuza.

En el marketing de fidelización la idea no es que un usuario compre nada más, sino que regrese, y que lo siga haciendo. Para esto se tienen que ofrecer productos o servicios de primera, muy superiores a los de la competencia, o por lo menos que se ajusten mejor a tus clientes.

La empresa tendrá que conocer muy bien a sus clientes, entender qué es lo que buscan, y cómo mantenerlos a gusto; puede ofrecerlas tratos exclusivos, ofertas y descuentos, solo por ser cliente.

Estrategias de marketing digital especializadas

Pero las cosas no se quedan en generalidades, a veces tu negocio funciona distinto, o necesitas alcanzar a tu público objetivo de otra manera. En esas ocasiones se requieren estrategias de marketing muy precisas, que usualmente mezclan algunos aspectos de las que te he mencionado pero agregan un par de variantes.

Veamos algunas de ellas.

6. Videomarketing

El videomarketing está muy de moda, lo que no es ninguna sorpresa porque todos usamos YouTube y ya sabemos cuán intrusiva puede ser su publicidad.

Aunque sea molesta, el auge de la publicidad y otras formas de marketing en video demuestra cuán efectiva puede llegar a ser esta estrategia.

En una encuesta de Wyzowl más del 80% de los marketers aseguró que el videomarketing había mejorado directamente sus ventas; y un 87% indicó que también había impulsado notoriamente el tráfico hacia sus sitios web.

Visto de esta forma está claro que es una de las estrategias más poderosas de la actualidad, especialmente cuando consideramos su capacidad para atraer la atención de los clientes potenciales, que ya seguro están cansados de tanta publicidad estándar.

7. Marketing de contenidos

Uno de los pilares del inbound marketing, que también podría considerarse una estrategia de marketing en sí misma, es compartir contenido de valor que cautive a tu público objetivo y a la vez demuestre tus destrezas y transmita credibilidad.

Esto es precisamente lo que haces en el marketing de contenidos, crear y compartir contenido útil y valioso para tu público objetivo y tus clientes potenciales. Algo casi indispensable para destacar en un mundo atiborrado con la misma publicidad de siempre.

estrategias marketing

Si nadie duda de la experiencia de especialistas del SEO como Neil Patel o Brian Dean, es porque tienen una estrategia de marketing de contenidos formidable que prueba de la mejor manera que saben lo que hacen.

Y es que no solo se trata de conseguir clientes, el marketing de contenidos puede darle un empujón considerable al branding de tu marca personal o el de tu empresa, y disparar tu visibilidad en la web y las redes sociales.

8. Email marketing

¿Recuerdas los tiempos en los que los emails eran una forma innovadora de comunicarnos con los amigos y la familia? Seguramente sí, porque lo siguen siendo.

Aunque parezcan de la época de las cavernas, los emails no han perdido relevancia en el mundo virtual, y es por eso que el email marketing todavía es una estupenda manera de conseguir conversiones y atrapar a clientes potenciales.

estrategias de mercadeo

En el email marketing compartes información sobre productos, servicios, promociones y ofertas variadas con esos clientes que se han suscrito a tu boletin o que quizás dejaron sus leads a cambio de algún PDF gratuito o ebook.

Eso sí, el truco no es mandar decenas de correos un mismo día, sin preocuparte por lo que tu público objetivo podría querer leer, como todo, tiene su quid.

En este caso, la idea es que compartas contenido de calidad en el que también promociones tus productos o servicios, algo que puedes hacer indirectamente, sin tener que ofertar nada de manera frontal.

9. SEO

El SEO es tan grande que parece una cosa aparte, pero también podría considerarse una estrategia de marketing digital, de las más potentes que hay.

Nada más en el 2020, el SEO generó 1000% más tráfico que las redes sociales, de acuerdo a un estudio de BrightEdge, sí, más tráfico; algo monumental cuando adviertes que hablamos de Facebook, Instagram y hasta YouTube, redes sociales que reúnen entre sí a billones de usuarios.

estratetgias marketing digital SEO

Una de las principales ventajas del SEO es que requiere muy poca inversión a corto plazo, es una estrategia relativamente económica de aplicar; su gran desventaja es el tiempo que toma para dar resultados, que va desde unas pocas semanas hasta todo un año.

De cualquier forma, el SEO, lo mires por donde lo mires, es una soberbia estrategia de marketing, una que puede atraer muchos clientes y con la que podrás explotar a profundidad todo el poder de los buscadores como Google y su inmenso tráfico diario.

10. Marketing de influencers

Nunca juzgues a un libro por su portada, esto nunca ha sido más cierto que con los influencers, una auténtica mina de oro disfrazada de millenial con cierta afición (no digamos adicción) por las redes sociales.

El marketing de influencers aprovecha el espectacular alcance de estos usuarios famosos para darle relevancia a una marca, una empresa o un producto o servicio en particular. Es una estrategia muy eficaz porque no resulta intrusiva como los pop-up ads, y a la vez, suele atrapar mucho más a clientes potenciales, puesto que no sería una marca despersonalizada la que hablaría, sino un influencer con sus propios fanáticos y su propio tono.

Esto puede ayudar a refrescar la imagen de marca de una empresa, a captar una audiencia mayor, y a darle una suerte de credibilidad y reputación al producto o servicio ofertado porque ese el que usa el chico de Minecraft.

¿Cuál es la mejor estrategia de marketing digital? Resolviendo el enigma

Como siempre, la respuesta es un gran depende.

Depende del tipo de negocio que tengas, si se trata de una empresa grande o pequeña.

Por ejemplo, si eres un freelancer, puede que estés buscando expandir un poco tu alcance, llegar a más clientes y convertir más. Si tienes un sitio web propio quizás la mejor forma de hacerlo sea a través del SEO, que aunque no sea instantáneo, te dará resultados fantásticos a mediano y largo plazo.

ejemplos de estrategias de Marketing

O quizás tienes una empresa grande y quieres conectar con tus clientes aún más y fidelizarlos a tu marca, en este caso una estrategia de email marketing podría darte la conexión duradera que buscas con tus usuarios.

Considera las metas que deseas alcanzar, el tiempo que tienes para hacerlo, los recursos a tu disposición y las características del emprendimiento que gestionas; con esto en mente podrás elegir la mejor estrategia de marketing digital, aquella que se ajuste a tus necesidades.

Ventajas de aplicar una estrategia de marketing digital para tu negocio

Ya lo dijo Sun Tzu:

«Un ejército victorioso gana primero y entabla la batalla después; un ejército derrotado lucha primero e intenta obtener la victoria después. Esta es la diferencia entre los que tienen estrategia y los que no tienen planes premeditados

El bueno de Tzu no hablaba de marketing digital, pero igual aplica, porque la idea aquí es que ante todo, tengas una estrategia clara, una ruta hacia los objetivos que pretendes alcanzar.

Con una estrategia de marketing bien trazada tendrás:

  • Organización, lo primero que necesitarás si quieres que tu proyecto de resultados en un sitio tan competitivo como internet.
  • Una ruta de acción, un paso a paso bien definido para lograr tus objetivos.
  • Metas claras, elegir y aplicar una estrategia de marketing digital te llevará a establecer metas, estas te ayudarán a mantener la vista en lo que quieres conseguir y a no dispersar tus esfuerzos.
  • Escalabilidad, las estrategias de marketing exitosas hacen posible que un proyecto sea escalable, que crezca, sea rentable y supere sus propios límites.

Como habrás notado, son muchas las ventajas; las desventajas, aunque pocas, también están ahí, que apliques una estrategia no garantiza que será exitosa, o que tu público objetivo responderá de la manera que esperas. En estos casos lo ideal es replantearse la estrategia, adaptar puntos claves y tratar de darle la orientación ideal para nuestro negocio y nuestro público.

Para todo el mundo no será lo mismo, puede que te convenga contratar a un millenial famoso en las redes, como hizo Twitch; o tal vez el email marketing es justo lo que tu empresa necesita.

Sin importar las dimensiones de tu proyecto, una cosa es segura, hay una estrategia de marketing esperando por ti.

Si como yo, te apasiona el marketing digital, no olvides darte una vuelta por este post en el que reuno más de 13 cursos online de marketing digital completamente gratuitos.

Ahora cuéntame, ¿cuál ha sido la estrategia de marketing digital más efectiva para ti o tu empresa? Te leo en los comentarios.

Soy un redactor SEO, copywriter junior y friki del marketing digital obsesionado con las SERPs. Posiciono y luego existo, en ese orden.

Deja un comentario

Abrir chat